Comparte esta noticia con tus contactos

Nueva York.-  Una auditoria llevada a cabo por la firma de auditores Disla Doñé y Asociados, a través de una Comisión que está conformada por: Juan Tomás Disla (Auditor Supervisor); José Ramón Aybar (Auditor Encargado) y Eufemia Mora Familia (Auditor Integrante) reveló que la Junta Central electoral en los Estados Unidos muestra indicios de desfalco, debido a que se encontraron diversos pagos y gastos que no cuentan con documentos que los respalden.

Con respecto a esto, las Oficinas para el Registro de Electores en el Exterior (OPREE), conjuntamente con el Director Ejecutivo del Voto Dominicano en el Exterior, Ingeniero Gilberto Regil Cruz Herasme y los responsables de este departamento están siendo investigados con relativo a los presupuestos y gastos de la JCE en las elecciones del 5 de julio del 2020.

La investigación determinó que todas las OPREEs recibieron los fondos del Presupuesto General Aprobado UAP-2020-02-20311bis en dos partidas: 60% y 40% del presupuesto.

Las OPREEs y los funcionarios que recibieron los presupuestos,  cuyos documentos fueron auditados,  Son: Nueva York, (Rafael Nicolás  González Graciano); Nueva Jersey, (Yohanna Leonidas Tineo Estévez); Boston, (Francisco Arturo Reyes de la Cruz);  Washington, DC, (Sublime Larancuent Guzmán); Miami, (Nircy Altagracia Vásquez García); Orlando, (José de Jesús Reyes Gómez); Filadelfia, (Gisela Adela Almonte Francisco); Puerto Rico, (Wendilissa Pérez Díaz); Panamá, (William Metivier Heredia); Madrid, (Luciana Díaz Warden); Barcelona, (Carlos Rafael Salazar Rodríguez); Holanda, (Ramón Antonio Ortiz de León); Suiza, (Unaidelandel Ramírez Urbáez); Milano, (Vanessa Oktyabrina Mercedes Graciano); y Curazao (Carmen Vanessa Jensen).

Más operaciones sin sustento y sin medios de pagos:

Observaciones de la auditoría forense:

Las Oficinas para el Registro de Electores en el Exterior (OPREE) recibieron las transferencias correspondientes al presupuesto electoral de las elecciones del 2020, por lo cual son responsables de la correcta ejecución de esos fondos.

Las OPREEs ejecutaron los fondos y los distribuyeron a su discreción. No tuvieron el debido proceso de documentación del dinero a las personas o instituciones a los cuales los distribuyeron para presentar un informe completo mediante el cual las ejecuciones presupuestarias fueran soportadas y pudieran ser verificadas en  cada (OPREE).

En vista de que todas las OPREEs reportaron grandes cantidades de dinero  como sobrante sin mostrar evidencias de su devolución, ni la JCE nos entregó documentos relativos a estas devoluciones, también consideramos hasta el momento,  las siguientes cantidades como faltantes:

Cabe resaltar que es preciso que la diáspora sepa que no solo las personas mencionadas en esta lista, son todos a los que alcanzará la investigación criminal, sino que serán vinculadas todas las personas e instituciones que recibieron pagos irregulares o que prestaron sus nombres para recibir dinero de las OPREEs.

Ante la justicia serán impuestos ante la Fiscalía del Distrito Nacional, La Procuraduría Especializada de Persecución de la Corrupción Administrativa en República Dominicana. Asimismo,  se apoderará a las agencias de Seguridad Nacional, IRS y FBI, consecuentemente,  a los Fiscales Generales, donde proceda, de cada estado donde se generaron las irregularidades en Estados Unidos, cuya investigación parte de los cierres de cuentas bancarias por irregularidades y el posible fraude con las cartas supuestamente enviadas por correo a los electores, con un valor no sustentado de más de $146,000. También,    en cada país de la Unión Europea, Puerto Rico y Latinoamérica.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *