Comparte esta noticia con tus contactos

SANTO DOMINGO- El exprocurador Jean Alain Rodríguez fue sometido a la justicia junto al hermano del expresidente Danilo, Alexis Medina, y tres fiscales, por el hecho de apropiarse de forma fraudulenta de un lujoso apartamento en el Malecón Center, propiedad del exembajador Liberia Rafael Martínez.

Se trata del procurador general, Fernando Quezada; el procurador general de la Corte de Apelación del Distrito Nacional, Rigis Victorio Reyes; el procurador fiscal Carlos Calcagno Domínguez y otros implicados en la expropiación del apartamento 2801, ubicado en la Torre ll, del Malecón Center.

La citación fue depositada ante la Procuraduría de la República, en manos de la procuradora general Miriam German Brito, el pasado lunes 21 de diciembre, donde se incluye además del ex procurador Jean Alain Rodríguez a Jorge Luis Lorenzo Paulino, Eliezer Pérez Díaz y Avis Altagracia Soto Mercedes.

El ex diplomático Martínez, explicó que fue Fernando Quezada García, en funciones de director de Persecución de la Corrupción y abandonó esa función para llevar a cabo las actuaciones en su contra en la expropiación del apartamento.

Indicó que Quezada García, cometió esos hechos para complacer a su amigo y mentor Alexis Medina Sánchez, quien quería el apartamento 2801, con la finalidad de unirlo al penthouse de su socio y amigo el ex pelotero de Grandes Ligas Sammy Sosa, quien ocupa el 2901, quienes pretendía construir una escalera interior para unirlos.

Asimismo, dijo que fue objeto de abuso de poder, ultraje y amenaza de muerte por un grupo de personas con el fin de sustraerle su apartamento.

El exfuncionario explicó que el apartamento fue adquirido mediante contrato de compra venta bajo firma privada el 28 de mayo del 2008 y que poseía en su poder hasta el 25 de mayo del 2020, fecha que penetraron, sustrayendo propiedad y ocupando ilegalmente hasta la fecha.

Finalmente pidió a la procuradora general de la Republica Germán Brito, realizar las investigaciones pertinentes y solicitar medidas de coerción contra el grupo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *